Saltar al contenido

Headless Commerce: ¿Deben todas las tiendas de eCommerce usar este enfoque?

Comenzar el viaje de tu empresa hacia el headless commerce puede ser una etapa desafiante. Pero vital, si quieres que tu negocio atienda la demanda de un mercado donde los consumidores desean nuevas y mejores experiencias de compra.

En la medida en que el comercio electrónico va evolucionando contínuamente, las empresas y marcas se han visto obligadas a implementar nuevas arquitecturas que proporcionen la libertad y flexibilidad necesarias para crecer y escalar. En este artículo, comentaremos sobre el concepto de headless commerce, sus características y los beneficios de implementarlo para tu empresa.

¿Qué es el Headless Commerce?

En pocas palabras, el headless commerce es una arquitectura que ofrece una solución de comercio electrónico que almacena, administra y entrega contenido separando la interfaz del sitio de su funcionalidad de comercio ubicada en el back-end.

Los desarrolladores pueden usar las API para servir elementos como: productos, publicaciones de blog o reseñas de clientes en cualquier pantalla o dispositivo. Al mismo tiempo que los desarrolladores de front-end, pueden trabajar en cómo presentar dicho contenido usando cualquier framework que deseen.

Esencialmente, todos los elementos funcionales (como productos, formularios, blog, banners, etc.) del sistema se pueden administrar mediante programación. Esto incluye la creación y gestión de los componentes de contenido.

Con una plataforma de comercio electrónico headless (sin cabeza), el front-end (o el «head»), que en la mayoría de los casos suele ser una plantilla o un tema, se ha desacoplado y eliminado, dejando solo el back-end.

La arquitectura headless ofrece a los minoristas una mayor libertad para personalizar y construir el tipo de comercio que deseen. Actualizando el front-end sin necesidad de tocar el back-end. Por otra parte, la arquitectura headless también otorga flexibilidad para crear nuevas experiencias de usuario para los compradores.

headless commerce

Para una mejor comprensión, resaltemos estos dos conceptos:

  • Front-end (interfaz). El escaparate digital orientado al cliente también se denomina capa de presentación. Esto puede ser mucho más que un simple sitio web, incluidos canales como redes sociales, aplicaciones móviles y los millones de dispositivos que usamos en el Internet de las cosas (IoT). El IoT incluye cosas como espejos inteligentes, quioscos de autoservicio, máquinas expendedoras, dispositivos portátiles y tecnología asistida por voz como Amazon Alexa.
  • Back-end. Son todos los sistemas, procesos, flujos de trabajo y herramientas que se ejecutan en segundo plano para manejar las operaciones y asegurarse de que tu negocio funcione sin problemas. Este stack tecnológico puede ayudar con actividades como el marketing, el cumplimiento, las integraciones, el almacenamiento de datos y el pago.

La separación del front-end y el back-end es importante, porque las plataformas de comercio tradicionales unen de forma estricta estos dos elementos. Separando estas capas, las marcas pueden ser más creativas para desarrollar una experiencia de cliente increíble, que reúna todo tipo de canales y dispositivos, sin limitaciones ni fronteras.

Suscríbete a nuestro newsletter.

Mantente informado con las mejores prácticas y estrategias para hacer comercio electrónico y crecer el negocio como una marca líder en tu industria.

Cómo trabaja el headless commerce

La fórmula secreta del headless commerce es la API (Application Program Interface).

Una API conecta al Front-end con el Back-end, enviando información entre las dos en tiempo real. Al igual que ocurre con algunos CMS, un e-commerce headless funciona al pasar múltiples solicitudes entre la capa de presentación y el back-end, precisamente a través de servicios web o llamadas de interfaz de una API.

Por ejemplo, cuando un usuario hace clic en el botón «Comprar ahora» desde su teléfono inteligente, la interfaz o capa de presentación del e-commerce headless, envía una llamada a través de la API a la capa de la aplicación para procesar el pedido. La capa de aplicación envía otra llamada API, a la capa de aplicación para mostrar al cliente el estado de su pedido.

Con un storefront headless, puedes aprovechar al máximo múltiples sistemas de back-end según las necesidades del negocio. Estos sistemas pueden incluir:

  • Un sistema de gestión de contenido (CMS)
  • Una Aplicación web progresiva (PWA)
  • La Gestión de las relaciones con los clientes (CRM)
  • Un sistema de gestión empresarial (ERP)
  • Plataforma de experiencia digital (DXP)

Estas herramientas SaaS (software as a service) adicionales crean puntos de contacto para los clientes, como una aplicación móvil o una máquina expendedora. Cada vez que un cliente tiene un punto de contacto con tu vitrina, una llamada API envía esa información al back-end.

Con la arquitectura headless, los clientes no ven nada desde su back-end, solo la interfaz de usuario o front-en que estés utilizando para ofrecer las experiencias de compra.

Headless commerce versus comercio tradicional

Si aún no tienes muy claras las diferencias entre el comercio tradicional y el comercio «sin cabeza», no desesperes, en la siguiente gráfica las mostramos: 

headless commerce vs traditional commerce

1) Flexibilidad para el desarrollo de Front-end

Comercio tradicional:
Los desarrolladores de front-end que trabajan en un sistema de comercio tradicional se encuentran con una serie de limitaciones en cuanto al diseño y a diferentes aspectos del proceso. Generalmente, cualquier cambio a realizar requiere una gran cantidad de tiempo para editar la base de datos, el código y también la plataforma de front-end. El equipo de desarrollo también está limitado a lo que se puede actualizar y/o editar, sin el riesgo de anular una garantía o impedir futuras actualizaciones.

Comercio headless:
Eliminando la plataforma de interfaz predefinida, un e-commerce headless permite a los desarrolladores de front-end crear una experiencia de usuario desde cero, que se adapta perfectamente a las principales necesidades del negocio. De esta forma, no hace falta preocuparse por modificar las bases de datos en el back-end, ya que todo lo que se debe realizar es una simple llamada a la API. En otras palabras, el equipo de desarrollo de front-end se libera de los «grilletes» regularmente asociados a una plataforma de comercio tradicional.

Quizá aquí, el único inconveniente es que sin ninguna capa de presentación visual, los desarrolladores de front-end y los profesionales en marketing deben construir todo desde cero. Desde las páginas de productos hasta las páginas de destino. Y desarrollar el diseño web correcto de un comercio electrónico no suele ser poca cosa. Pero no te preocupes, un front-end as service como Vue Storefront o B2BStore pueden ayudar en esta tarea.

2) Customización y personalización

Comercio tradicional:
Las plataformas tradicionales de comercio poseen una experiencia predefinida, tanto para los consumidores finales como para los usuarios administrativos. Así que el margen para customización y personalización es muy limitado. Si estás satisfecho con la experiencia que brindan las plataformas tradicionales, quizá sea potente para ti.

Comercio headless:
Las plataformas de comercio tradicionales limitan a los desarrolladores y usuarios a lo que ellos definen es la experiencia de usuario correcta. Con las plataformas headless, dado que no hay un front-end, el equipo de desarrollo puede crear su propia experiencia de usuario desde cero. Teniendo más control sobre la apariencia de su plataforma de comercio y también sobre la experiencia del usuario tanto para consumidores finales como para los usuarios administradores.

3) Flexibilidad y adaptabilidad

Comercio tradicional:
En las soluciones tradicionales, el front-end está estrechamente relacionado con la codificación y la infraestructura del back-end. Esto deja poco o ningún espacio para la flexibilidad para realizar las personalizaciones deseadas. Para realizar una única personalización, los desarrolladores deben editar varias capas de codificación desde el front-end hasta la capa de la base de datos que está enterrada en el back-end.

Comercio headless:
Dado que el comercio headless ya ha desacoplado el front-end y el back-end, esto abre la creación de infinitas posibilidades de personalización cuando el negocio lo requiera. Para hacer cualquier cambio, sólo necesitas habilitar un equipo de desarrollo de front-end. Puedes ejecutar cambios grandes o pequeños, desde implementar un flujo de pago personalizado hasta agregar un nuevo campo a la cuenta del cliente; ambos son muy sencillos de realizar con una arquitectura de comercio headless.

¿Cuáles son los beneficios del headless commerce?

Quizá el ejemplo más emblemático de un headless commerce es Amazon. Que ha resaltado el verdadero valor de incorporar una plataforma de comercio vanguardista y cómo ésta puede ayudar a los minoristas a evitar las frustraciones asociadas con una plataforma de comercio tradicional. Un estudio realizado por Salmon encontró que el 60 por ciento de los consumidores quieren un servicio similar a Amazon Prime, pero esto no se puede lograr con una solución de comercio electrónico tradicional.

Es por ello que muchas empresas y marcas, en su proceso de transformación digital están considerando desarrollar comercios basados en una arquitectura headless. Al hacerlo, los beneficios pueden ser tales como:

  1. Mejorar la velocidad del sitio: las aplicaciones web progresivas (PWA) pueden cargarse mucho más rápido porque solo ingresan los datos que necesitan cuando se cargan. En lugar de volver a cargar completamente la página, al realizar la carga, elementos como: el catálogo, el pie de página, la barra lateral y el encabezado pueden permanecer igual. Hay varias explicaciones técnicas, pero para simplificar, sólo estás cargando lo que necesitas, no la página completa en cada actualización / recarga de página y, al final, como consecuencia deberías obtener un sitio web más rápido.
  2. Desplegar una experiencia Mobile First: al tener una interfaz independiente, realmente puedes concentrarte en las experiencias móviles y mobile-first. Ya no estarás atado a una estructura de plantilla o tema de frontend específica de la plataforma. Podrás crear exactamente lo que necesitas mostrar. Esto es excelente para la flexibilidad de un front-end móvil y general.
  3. Mayor flexibilidad: uno de los principales problemas de tener todo vinculado en una sola plataforma es que si deseas agregar elementos nuevos a tu backend, etc. o tal vez cambiar la interfaz, debes pasar por una plataforma como Shopify o Magento, etc. Sin embargo, con una arquitectura headless, podrías cambiar más fácilmente tus sistemas de back-end como un ERP o la plataforma de comercio electrónico en sí. Y simplemente vincularlo al frontend existente en lugar de tener que reescribir todo por completo.
  4. Conexión directa al backend: uno de los principales problemas con los sistemas de comercio electrónico es que tienen múltiples sistemas que se conectan a la plataforma principal y luego todos se muestran en la interfaz. Esto puede ser un desastre a veces y difícil de gestionar. Simplemente puedes vincular los flujos de datos exactos que necesitas con headless a la interfaz, en lugar de intentar agregarlo todo en un solo sistema.
  5. Mejores capacidades off-line: las aplicaciones headless pueden funcionar sin conexión hasta cierto punto y siendo muy efectivas para un Internet lento o cuando el Internet móvil entra y sale de servicio. Es mucho más efectivo para este tipo de entornos que los sitios web tradicionales.
  6. Notificaciones push: las aplicaciones headless pueden ofrecer una funcionalidad similar, como las notificaciones push, a las aplicaciones móviles. Es una excelente manera de lograr una experiencia similar a la de una aplicación móvil sin tener que invertir en una infraestructura completamente separada de tu sitio web.
  7. Evitar la obsolescencia: el mundo se está moviendo en dirección hacia el headless commerce. Muévete ahora o queda obsoleto. La construcción de un sitio no-headless corre cada vez más el riesgo de volverse obsoleto en un futuro muy próximo.

¿Funciona el headless commerce para todas las tiendas en línea?

La respuesta corta es no: el enfoque headless no es una buena opción para todas las tiendas de comercio electrónico. Si a tu negocio le está yendo lo suficientemente bien con una arquitectura tradicional, es posible que no valga la pena invertir recursos financieros y de tiempo en una plataforma de comercio headless. Todo depende de lo que estés tratando de lograr, y luego evaluar si el enfoque headless es la mejor forma de llegar a los objetivos del negocio.

Pero si estás buscando crear una experiencia de cliente más personalizada y única junto con un desarrollo más flexible, y posees los recursos de desarrollo para respaldar una transformación digital que vaya en la dirección headless, entonces sí puede ser perfecto para tu empresa.

Para ayudarte en el análisis, a continuación te proponemos algunos escenarios, si tu respuesta es «sí» para al menos dos de ellos, valdría la pena considerar más detalladamente el headless commerce:

  • «Ya tengo una infraestructura establecida y no siempre es fácil volver a adaptar otra herramienta a nuestra tecnología existente».
  • «Siento que nos estamos moviendo más lento que nuestros competidores porque no puedo hacer ajustes al front-end y back-end al mismo tiempo».
  • «Quiero que mi experiencia de compra sea rápida para todos los compradores y que tenga un control más granular sobre los elementos que afectan el rendimiento y la velocidad del sitio».
  • «El tema o plantilla de mi storefront no es tan personalizable como me gustaría».
    «No tengo una aplicación móvil nativa para iOS o Android, o mi app de compras móvil no es tan fácil de usar como me gustaría».
  • «Quiero crear una experiencia de comercio electrónico de storefront único que no es posible con mi plataforma actual (por ejemplo, espejos inteligentes, tecnología portátil, máquinas expendedoras, etc.)»

¿Por dónde comenzar con el headless commerce?

En este punto, podemos decir que existen dos enfoques posibles: construir tu propia arquitectura de headless commerce desde cero o, aprovechar alguna plataforma de comercio que ya posee una arquitectura headless disponible.

En Orienteed, por ejemplo, tenemos amplia experiencia en proyectos para diversas industrias utilizando Adobe Commerce (antes Magento), SnipCart, BigCommerce y HCL Commerce. Las posibilidades para modelos B2B, B2C y B2B2C son realmente infinitas. También hemos desarrollado la solución B2BStore, que permite salir rápidamente al mercado con una plataforma headless de costos bajos para su desarrollo e implementación.

Para negocios mid-market y enterprise companies, una solución como B2BStore ofrece muchísima flexibilidad y escalabilidad, adaptándose completamente a los requerimientos de la compañía.

¡Ahora es tu turno!

Esperamos que ahora puedas tener muy claro lo que implica el enfoque del headless commerce. Quizá trabajes en una empresa experimentada con una infraestructura establecida o te encuentres liderando la construcción de tu arquitectura empresarial. Sea cual sea el escenario, si con este artículo has descubierto que una arquitectura headless puede ser la adecuada para tu negocio, entonces el próximo paso debería ser planificar una estrategia junto a un partner experimentado.

En la medida en que tus operaciones comerciales se vuelven más complejas y deseas diferenciarte compitiendo en experiencia en lugar de precio, es posible que tengas más posibilidades de alcanzar tus objetivos con un enfoque headless.

¿Necesitas desarrollar o migrar tu ecommerce?

Contáctanos hoy aquí para empezar juntos un proyecto increíble.