Es posible que en las últimas semanas hayáis recibido información de vuestro banco anunciando la entrada en vigor del PSD2 o Payment Service Providers de segunda generación. Estaba previsto que su implementación fuese obligatoria desde el pasado 14 de septiembre, si bien, el Banco de España a aceptado una moratoria ante la dificultad de algunos sectores de ponerla en marcha.

 

¿Quiere decir esto que nos podemos olvidar de esta normativa?

Ni mucho menos, esta norma europea se aplicará en los 28 países de la UE y homogeneizará el pago en todos ellos.

¿Qué  es?

Una directiva europea que regula los servicios de pago con el objetivo de impulsar la competencia, la innovación y la transparencia en este tipo de operaciones. Además reglamenta el acceso de los datos de tus cuentas bancarias a terceros, eliminando a los intermediarios de pagos electrónicos.

¿Cómo afecta al usuario?

Con su entrada en vigor, los usuarios tendremos que realizar dos pasos (y no uno) antes de realizar una acción. Además de la Clave de Confirmación que veníamos utilizando, ahora será necesario un PIN que nos llega por SMS a nuestro móvil o una confirmación mediante móvil o DNI. Es decir, una doble autentificación.

Las compras online serán más rápidas, porque el intercambio monetario se hará de forma instantánea (sin intermediarios) y además se limita la responsabilidad de los usuarios que sean victimas de operaciones fraudulentas.