Las compras online en los países de Oriente Medio y Norte de África (MENA) son aún un fenómeno incipiente, no llegan al 10%, pero la previsión es que esta cifra cambie rápidamente y que el eCommerce B2C sea en 2022 más del doble que el actual.

Un futuro que se asienta en las tasas de penetración de Internet y los smartphones y en las mejoras en infraestructuras logísticas y de pago. La expasión de Amazon y Ali Express en la región tiene también mucho que ver con esas previsiones al alza.
Por el contrario, la falta de confianza en las compras online sigue siendo una de las grandes barreras a derribar.

Arabia Saudita, Emiratos Árabes y Egipto, son ya los países de MENA con un mayor mercado y una mejor proyección. En Egipto calculan una tasa de crecimiento superior al 30% entre 2019 y 2022. Mientras Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos tienen unas proyecciones de mantener un fuerte crecimiento de doble dígito hasta 2022.